ūüĒĶ(2/3) Sobre el sargazo, el karma y ser los locos

 

En el correo pasado les contaba c√≥mo hemos normalizado la cat√°strofe, en este caso espec√≠fico, el sargazo en Canc√ļn. Contin√ļa‚Ķ

 

El hotel en el que estaba no se salvó y los colores turquesa dieron paso a los tonos cafés y turbios. Nadar en el sargazo se normalizó.

 

Pero los cambios siempre empiezan con un loco...

 

 

Una ma√Īana v√≠ como un hu√©sped del hotel empez√≥ a sacar el sargazo, luego se sum√≥ otra mujer, luego yo, luego mi prima y hasta mi sobrina de 7 a√Īos.

 

Esto fue parte del sargazo que saqué con mi familia. Fue poco pero hizo toda la diferencia.

En no más de 20 minutos logramos sacar la suficiente cantidad de sargazo como para que el mar regresara a sus increíbles colores turquesa.

Por primera vez en las vacaciones pudimos nadar un mar incre√≠ble y el d√≠a mejor√≥ ca√Ī√≥n‚Ķ¬†and I swear in that moment we were infinite.

Muchos problemas pueden parecer tan grandes que se nos olvida que nosotros, como individuales, tenemos el poder de generar cambios.

 

Lo que está pasando en Afganistán me ha hecho recordar cómo hay millones de personas sin poder alguno, impotentes ante la realidad.

 

Nosotros que sí tenemos la libertad, el poder y los recursos no podemos desperdiciar nuestro privilegio. Haz algo.


Dejar un comentario